Barroco de Bp – Selección de críticas

(la novela apareció el 20 de marzo de 2013)

He aquí este libro voluminoso, siempre divertido y de género muy peculiar. Uno de sus rasgos de distinción es que aparecen en el personas reales con sus nombres reales, personas reales con nombres falsos y personas mixtas con nombres inventados. Tomemos al protagonista, por ejemplo, que se presenta bajo el nombre de János Koszta: es una máquina de ligar y un pico de oro, que vive en el centro de Budapest con su abuela noventona y gana el pan y el vino de cada día con encargos ocasionales de traducciones literarias e informes de lectura. La novela empieza con una conmoción trascendental: una noche le visita Évi, una chica de paso bastante más joven que él, se pone el camisón de una de sus antiguas amantes y él se enamora de ella a su pesar. Las siguientes 200 páginas describen el trasfondo de dicha epifanía. La novela familiar del protagonista, su relación entrañable con la abuela, los escenarios y decorados de su vida, los amigos, ex mujeres y su novia actual (que por supuesto también la tiene), la bohemia de Budapest y los intelectuales disidentes de los ochenta, sus propios fracasos profesionales… junto con la descripción conmovedoramente hermosa y original de varios polvos, que denotan un profundo conocimiento de las mejores piezas de la literatura pornográfica y de las mejores páginas del realismo mágico latinoamericano. Incluso hablando sobre estos asuntos íntimos al narrador-protagonista no le abandona la ironía y la auto burla, que no suele ocurrir en este tipo de descripciones. Éste es un invento de Dés, una auténtica novedad incluso en la literatura universal.

A partir de la mitad del libro, los puntos de vista se complican. Gracias al diario de Évi nos enteraremos cómo pinta la experiencia amorosa del siglo vista desde el lado opuesto (la verdad es que nada que ver con la versión masculina), al tiempo que el mejor amigo del protagonista, emigra a los EEUU y seguimos sus cuitas por su correspondencia. Pero encontramos aquí teatro bufo, guión de película, informe de lectura, informe policial e informe clínico también, cada cual le va como anillo al dedo y es puntual como un clavo.

Durante la lectura, al servidor que firma estas líneas no paraba de atormentarle la pregunta ¿cómo diablo se puede terminar semejante libro? Pues el autor ha encontrado una solución magnífica a dicho problema poniendo en boca del amigo exiliado a los EEUU un largo epílogo en el que él, veinte años después –además de contar todo lo ocurrido desde 1984, año en que terminó la acción de la novela– da un repaso mordaz al país actual, partiendo de los nuevos usos de la lengua y llegando a indagar bastante hondo. Con todo, desde el punto de vista poético éste sería un fin algo plano. Por eso, el verdadero capítulo final no es éste, sino el anterior, en el que nos enteramos de los antecedentes concretos de la internación del protagonista a un psiquiátrico. Éste es, nuevamente, un capítulo muy memorable. Uno que aún no se ha podido leer en ningún libro.

Hay dos cosas más que es necesario destacar: la fuerza de su lengua, capaz de individualizar a los personajes de un extinto mundo medio intelectual, medio bohemio, y aquella parte donde se interpreta la Biblia. La noche en la que Koszta, el protagonista, no logra meter en su cama a mujer alguna, se pone realmente melancólico y lee con avidez su libro preferido, la Biblia. Sus comentarios son sumamente sagaces y divertidos.

Es un libro excepcional, recomendable a todos los amantes del humor enraizado en la lengua y los que no se ruborizan (más de la cuenta) ante las frecuentes escenas de sexo.

András Török, Vademecum

 

Barroco de Budpest es un valioso documento de época sobre los intelectuales capitalinos de los breves años ochenta, sobre sus hábitos, debates y su malestar festivo. Al mismo tiempo constituye un juego sofisticado en cuanto la novela es una parodia de la realidad, una suerte de travestismo fascinante de extractos de novelas estrechamente vigilados o, si se quiere, de posibles lecturas de novelas en clave para un libro con varias llaves y múltiples cerraduras.

János Szegő, litera.hu

 

Dolce vita detrás de la cortina de hierro. Amores, amistades y traiciones. Una capacidad de contar arrolladora, variedad genérica, personajes nítidos, vidas y destinos en la Budapest de los 80. Es una lectura hipnótica tanto para aquellos que lo habían vivido, como los que lo conocen sólo de oídas….

Éva Karádi, Magyar lettre international

 

Excelente bildungsroman y novela histórica. Cabría añadir, claro, que es posmoderna si ese adjetivo todavía significara algo.

Ferenc Mező, Mozgó világ

 

La novela de Mihály Dés es un libro muy de Budapest. Barroco, precisamente, no lo es, pero su contenido profano que llega hasta la médula y el juego grotesco de su estructura que asalta el cielo terminan de convertirlo en ello, es decir en un barroco de Budapest. Su protagonista es una especie de artista-intelectual que fatiga las calles de la maldita y bendita Budapest de los 80. Su historia empieza con una epifanía pero –aunque abunde en sabrosas aventuras picarescas– acaba en un Apocalipsis. El narrador-protagonista cae, y su caída ejemplifica el fracaso de toda una generación. Sin embargo, la historia de dicho fracaso llega a representar mucho más que lo que podría lograr una crónica generacional: un gran libro capaz de eternizar un estado de ánimo.

Imre Barna, director de Európa (la editorial rival que pretendía publicar la novela)

 

Un libro vigoroso que es, a la vez, una crónica sobre el modus vivendi intelectual-bohemio de los 80, un análisis agudo de los desvaríos de un hombre perdido, una serie de paráfrasis bíblicos, una ‘guía de bragas’ humorística y tantas cosas más….

Júlia Jolsva, Irodalmi jelen

 

Nadie ha leído un libro tan desenfrenado y desinhibido. Tienen razón los que dicen que ‘no existe un libro así’ o mejor, que nadie ha escrito semejante obra. Yo mismo no termino de salir de mi asombro por la extraordinaria ambición de esta novela, que, la verdad es que se cumple casi en su totalidad. No hay la menor duda de que es una novela grandiosa.

András Bruck, periodista y escritor

 

Pornográficas bellas letras posmodernas con incontables mujeres, genitales y polvos; malabarismos magistrales con la lengua, orgía de palabras e ideas de la boca y según el punto de vista de un Don Juan de los 80. Lamentablemente, a causa de mi edad, mis conocimientos y experiencias sobre la época son nulos, pero, por suerte, esta novela es mucho más que un retrato de la Hungría de los 80.

Danaida, moly.hu

 

Lo barroco de la novela esta garantizado por la deslumbrante riqueza de su escritura.

Irodalmi centrifuga

 

Barroco de Budapest es una obra de peso y no sólo por sus 581 páginas. Aunque la crítica la ha alabado principalmente por su valor documental, está claro que el hechizo de las anécdotas sobre la vida alternativa de Budapest en los 80 tapa los otros planos y bellezas de la novela. Los monólogos interiores del protagonista, sus divagaciones o sus diarios son dignos de una interesante novela psicológica, y los escenarios de la Budapest de la época –los guateques, los conciertos de rock, la plaza Vigadó nevada con un policía, la cúpula del club Fészek – están pintados con tal fuerza que lo vive hasta el que no lo había vivido […]  Aunque Pesti barokk lo hemos apurado de un solo trago, tenemos la convicción que si Dés –quien haya metido en esta novela el sentir de su juventud, las tribulaciones de un intelectual del siglo 20-21, la filosofía amatoria de una época y sus opiniones sobre el país– hubiera escrito un libro más escueto, hubiera sido mejor tanto para el autor, como para el lector. Aún así es una lectura obligatoria.

Orsolya Péntek, Magyar Hírlap

 

Uno de los rasgos que más la diferencian de los protocolos literarios húngaros actuales es el nada disimulado placer que se nota en la escritura. A todas luces, el autor disfruta guiando al lector por las peripecias de su protagonista y trata de recorrer ese camino más o menos recto con la mayor variedad y riqueza posible […] Especialmente hacia la mitad de su novela, Dés prodiga en los experimentos de las formas narrativas y se entretiene con gusto probando las distintas variantes de la narrabilidad.

Pesti barokk […] es un ajuste de cuentas de enorme ambición y talante totalizador con la época que presenta […] Los tiempos anteriores los evoca una suerte de novela familiar y el tiempo de la acción, el desfile de personajes increíblemente populoso, que pulula y bulle en cada una de sus páginas. Todo el que cuenta en la ciudad está en permanente movimiento. […] A menudo, el auténtico material de la novela lo ofrece más la corriente de es mundo y la explicación realmente profunda de su funcionamiento que la misma acción y sus aconteceres […]

Zeno Cosini (el protagonista de La conciencia de Zeno de Italo Svevo) y János Koszta son ambos partes inocentes e insospechados de una época y, sin embargo, sería la época que perdería sin su presencia, testificación y sus comentarios. A personajes inventados difícilmente puede tocarles un mayor reconocimiento.

István Csuhai, Élet és irodalom

 

La novela de Mihály Dés abarca mucho y agarra mucho. A raíz de un amor tortuoso, el lector tiene la oportunidad de sumirse en la vida de los intelectuales inadaptados de los 80. El mejor ejemplo de esa clase de personas es el protagonista, el talentoso János Koszta que no tiene oportunidad de demostrar su talento y quien proyecta su necesidad de libertad en su vida sexual […] Este libro de lectura hipnótica, llena de arrebatadoras invenciones lingüísticas y de un humor corrosivo, pero a veces amargo le absorbe al lector. Barroco de Budapest es una obra irresistible porque no simplemente evoca una época, sino gracias a su capacidad de representación mágica le coloca al lector en el corazón de la historia que narra.

n ensayos indepenst, el arte alimentan tacible porque vida sexual su necesidad de libertad. Ágnes Kulcsár, Színes RTV

 

No únicamente reflexiones filosóficas, teológicas y literarias mantienen vivo Barroco de Budapest, ni tampoco los brillantes ensayos que se integran en el texto, pero que son interpretables también independientemente de el, sino su caústico cinismo y la gracia de los típicos chistes de Budapest, ambos elixires que ayudaban sobrevivir las noches y días indistintos. Dés tiene una sentido de estilo fuera de serie y escribe como si compusiera imágenes […] Barroco de Budapest no termina alegremente, ya que no se trata aquí de un retro ni de nostalgia, sino de la novela de aventuras de una generación. En una curva de un camino secundario Koszta sale volando de los 80, dejando al lector adulto solo con la sensación de tener suerte por haber sido su contemporáneo. Y a los que por edad no lo son, siempre les queda la opción de participar en ese fascinante viaje en el tiempo.

In, hvg.hu

 

Es éste un libro extraordinario, fascinante e irresistible. El que había vivido en aquella época lo lee como una experiencia única, sumerge en el pasado inmediato y revive su juventud, Y el que no lo había vivido tendrá un retrato fascinante e instructivo. Una novela agridulce que hace a pensar y que ofrece una lectura hipnótica.

Gábor Tamás, gabó olvas blog

 

Sobre formas, estilo, tradición, predecesores, técnicas e invenciones narrativas Dés sabe mucho –de hecho, todo– y en esta novela lo demuestra. Presenta su historia frondosa en un lenguaje riquísimo y plástico, con juegos de palabras, de manera divertida y colorida, y llevando al lector a nuevas bifurcaciones, añadiéndola y enriqueciéndola con más y más anécdotas, taraceas, reflexiones y ensayos. Tratando de demostrar que “las formas narrativas existentes ya no funcionan”, Dés cambia constantemente los géneros y la óptica de representación, preferentemente de manera paródica […] Por ejemplo, en esta novela la víctima a la que quiere fichar la Seguridad del Estado es quien escribe un informe policial sobre el oficial encargado de ficharle. Es de un humor frenético también el capítulo escrito en forma de teatro bufo en el que el protagonista, su tía y su adorable abuela de 93 años hacen una visita al cementerio; de sus diálogos rozando el absurdo se sabrá mucho tanto sobre los muertos de la familia, como sobre vivos.

András Gervai, Könyvpiac

 

[Koszta, el narrador] tiene una sensibilidad extraordinaria para lo grotesco. Para él, el caos es la forma natural de la existencia. No está dispuesto a integrarse en el sistema,  tan sólo sobrevive en el, guiado, como dice él, por un “fatalismo ilustrado” […] El lector se divierte con las asombrosas parodias de estilo, citas irónicas, comentarios corrosivos dignos de un panfleto y de un intelectualismo algo avergonzado: entre un ¡coño! y un ¡jódete! una línea de Nietzsche…

Gábor S. Erdélyi, 168 óra

 

Cuesta creer que este Barroco de Budapest, voluminoso, conciso y espeso de casi 600 páginas sea la primera novela de Mihály Dés. Es cierto que el autor, que está viviendo en España, la empezó hace como veinte años […], pero por alguna razón la dejó. Después de terminar su lectura puedo afirmar sin la menor duda que es una inmensa suerte que la haya retomado.

Julis Varga, Kulturpart.hu

 

La novela de Mihály Dés constituye un gigantesco retablo, colorido y divertidísimo, sobre la Hungría de los ochenta y los primeros años de la transición. Barroco de Budapest es lectura obligatoria para todos aquellos que conocer ese mundo en el que –en palabras del autor– “nos hemos pasado mal tan bien”.

Ákos Nagypál, Könyvklub

 

Ya llevamos cien páginas con el camisón de Évi y todavía es interesante. Más tarde Dés sabe cambiar y suceden capítulos de distintos géneros: cartas de exiliados, informe policial, guión de película, diario, teatro, todo lo que se le ocurre de los ochenta sin convertirse jamás en una texto de sabor documental porque todo el tiempo estamos leyendo una historia singular y única.

Ferenc Czinki, Magyar narancs

 

A pesar de su enorme éxito, la novela de Dés para nada es un best seller al uso, sino una novela de varias cuerdas y de estructura sofisticada sobre la bohemia de los ochenta, repleta de referencias culturales y parodias literarias, que a pesar de su complejidad –y probablemente gracias a su riqueza en personajes, anécdotas y acciones y a su humor, su erotismo y su lenguaje inventivo– encuentra su camino no sólo a aquellos que habían vivido los ochenta, sino también a los jóvenes.

Krisztina Antalfy, Voilamode

 

Intrigas de amor, conflictos familiares, aventuras bohemias y amigos traicionados… Es un libro que no puedes dejar de leer.

Glamour

 

Evoca de manera tangible, convincente y sensual la vida de los jóvenes intelectuales de los ochenta, sus penas y glorias, su bohemia y su malestar. Como primera señal de que este libro de éxito está convirtiéndose en una novela de culto es que, bajo el nombre de Barroco de Budapest, se empieza organizar paseos a los más memorables escenarios de la novela, y que al autor le pidieron adaptación teatral de su obra.

La femme, edición de verando, 2013

 

La novela de Mihály Dés trata de tantas cosas que resulta imposible resumirlas. Al comienzo te absorbe con su gracia arrebatadora y luego te lleva a otra parte muy distinta a donde pensabas llegar […] Su género no es definible, puesto que ofrece tantas dimensiones y planos de interpretación que al lector le da una especie de orgasmo intelectual. […] Más allá de su escritura virtuosa, Barroco de Budapest es una novela extraordinaria porque con el manejo magistral de la estructura el autor constantemente pone en marcha nuevos planos de significados. Como si narrara historias distintas, cada capítulo inaugura tal o cual tema que, a su vez, abre una nueva dimensión narrativa. El estilo también cambia de capítulo a capítulo, ofreciendo así todo un muestrario de las muchas maneras en las que Dés sabe escribir bien.

Describe escenas de sexo como muy pocas veces se ha podido leer, y lo hace con tanta naturalidad que el lector ni se da cuenta de que debería sorprenderse. Y esto pasa en toda la novela: el actuar a menudo extremado del protagonista no nos parece excesivo ni extraño: le aceptamos tal cual.

Barroco de Budapest es una novela muy importante porque da una síntesis de asuntos contrarios en toda su complejidad: intelectual activo vs artista vacuo, tono frívolo, humorístico vs contenidos arduos y enjundiosos; sátira lúdica de una época vs la representación conmovedoramente fiel de la época…

Réka Pethő, campusonline.hu

 

Nostalgia, parodia y análisis a la vez […] Hay quien dice que es más enternecedor que cinco Bridget Jones.

Marie Claire

 

¡Ay, no! Esto es innarrable. Ni lo intento porque me engulliría como un remolino. Tendría que contárselo todo desde el principio hasta el final, que volvería a sumar las casi 600 páginas que tiene el libro. Es mejor leerlo. Por dentro y por fuera, por partes y de un tirón, y luego volver a empezarlo […] Sí, es verdad que algunas escenas se puede catalogarlas como 18+ y que la novela tiene un riquísimo vocabulario cochino. Dés recoge el argot de distintos tiempos –o sea, se van a ruborizarse tanto la abuela como la hermanita menor– y ofrece, junto con varias delicias ya en desuso, neologismos de su propia invención.

Se lo digo sin rodeos: no se trata simplemente de un vocabulario frívolo. La novela misma es cautivadoramente erotómana, y algunas páginas suyas servirán cual viagra o lubricante para el lector nostálgico (es decir, que es de la generación del autor), pero podrá excitar a los jóvenes también (así que ¡cuidadito con mojar el dedo antes de pasar página!) […] Una sarta de anécdotas exuberantes y audaces, un destello de ensayos e ideas, unas memorias injertadas en una novela (y al revés), este volumen voluminoso son muchas cosas, pero ante todo es una gran novela generacional.

Pavelolvas.blog

 

Es muy divertido cómo juega con las formas narrativas y es un diez desde el punto de vista nostálgico. A pesar de que soy de una generación posterior, ha logrado despertar  mi nostalgia por una época en la que ni siquiera había vivido o, más exactamente, todavía iba al parvulario […] Ésta es de verdad una novela de Budapest: los lugares, las calles, los guateques, los famosos, los amiguetes, todos están ahí. Y está también, y de manera muy tangible, cómo habíamos o habían vivido por aquel entonces. Me han encantado su (auto)ironía, sus invectivas y también sus largas masturbaciones (bueno, cavilaciones) intelectuales sobre la religión, el amor normativo, el matrimonio, la lengua, etc…

amigalszanak.blog

 

¡Has escrito una novela sensacional! Me ha encantado y me ha enseñado un montón. Me han gustado hasta sus excesos y digresiones, ya que al final todo encaja en esta novela total. Es como Bolaño, pero aún más divertido. O como los cuadros de Bruegel y del Bosco. Aunque mi dominio del magyar literario es un poco rudimentario, sé lo suficiente como para darme cuenta de que eres un maestro esgrimista de la lengua  (en todos los sentidos, si nos tomamos algunos pasajes de ficción como verdaderos.)

Todavía rondan por mi cabeza algunas escenas excepcionales. Como el polvo con la cantante de ópera sobre una tabla de hielo nadando por el Danubio. Otra que me parece genial:  pag. 193.  lo que consigues hacer con los matices del gris para llegar al alma de la Europa del Este. Te aseguro que una página así no la escribe cualquiera.  Es fascinante también la escena de la Noche Buena mirando un recital navideño por la tele. Está muy bien orquestado el contrapunto entre el  narrador (agobiado de cultura) y su anciana abuela, c/u metido en su propia subjetividad, y de pronto encontrándose en la emoción de esos versos  –pésimos versos según el narrador– que mágicamente recobran la fuerza original de uno de nuestros mitos colectivos en la balbuceante pero sincera interpretación de una actriz por la tele.

Kálmán Barsy, escritor argentino-portorriqueño de origen húngaro

 

El oro de pico del narrador engulle al lector. Como si el viajero entrara en un bar de barrio y, aún antes de tomar asiento, el Cuentacuentos de turno le cogiera y se pusiera a contarle sus historias.

Leho, papiruszportal.hu

 

Barroco de Budapest, el gran éxito literario de los últimos meses, evoca el mundo de los jóvenes intelectuales de los ochenta tan convincente y palpablemente que el libro se está convirtiéndose en una novela de culto.

Tamás Falus: ügyvédvilág.hu

 

Trasposicones multiplicadas, cajas narrativas metidas en otras cajas, mezcla de la realidad verdadera (en caso de que exita tal cosa) y de la realidad ficcional. La misma frase que a nivel de Koszta es un asco, en la novela de Dés es una irritante perfección. La idea que en boca de Koszta es una soberana estupidez con la que quiere justificarse, de la pluma de Dés es una amarga y sabia auto reflexión de toda una geración. Capítulos en los que Koszta nuevamente no logra encontrar la forma adecuada para expresarse, para Dés son oportunidades para, a la vez, parodizar y cultuvar en grado superior un estilo dado.

Lo que la novela de Dés echa en nuesta cara es: ¡joder, muchachos!, ¿todavía seguís haciendo lo mismo? Espero que junto el mensaje de Koszta, también el de Dés llegue a muchos lectores. Porque la mojiganga es contínua en este país.

Ági Mészöly, librarius.hu

 

Lejos están de Mihály Dés las evocaciones nostálgicas y los clichés retromaníacos. En su excepcional novela, de factura impecable, más que homenajear una época, repiensa la historia ajetreada de su juventud y su medio social.

István Mecséri: Budai polgár

 

 

Es un libro bien voluminoso, y ha sido un placer de leerlo. Me ha acompañado durante un par de semanas, ha llegado a formar parte de mis días, me ha sabido muy mal que no le queden más páginas por leer […] Lo que cuenta Dés en este libro frondoso, rico en géneros e historias, son las cuitas y amores de János Koszta. Es como si fuera un Ulysses del socialismo goulash, sólo que más legible que lo que había escrito Joyce.

Gábor Sain, konyvpub.hu

 

 

Medio Budapest se ha enloquecido con esta novela, todo el mundo cita la frase “No ha habido otra generación capaz de pasarlo mal tan bien como la nuestra” […] Parece que Mihály Dés despierta nostalgia por los ochenta, deseo en los caballeros por las caderas de Évi Tóth y deseo en las damas por el narrador de 32 años, el aplicado conquistador János Koszta.

Balla Ferenc, barkaonline.hu

 

 

Hay pocas novelas escritas con tanto humor e auto ironía en la literatura contemporánea. La acción se desarrolla en los últimos años de la época de Kádár. Su protagonista intelectual pretende emigrar y mientras tanto se dedica a satisfacer su deseo insaciable por la cultura y las mujeres, actividades que le generan una serie de conflictos. Este resumen es, desde luego, una burda simplificación de una obra en la que no paran de suceder cosas presentadas con un virtuosismo estilístico sin parangón: una historia del mil y una noches, una grotesca novel familiar, la corriente de un diario, los traspiés de de la conciencia en una confesión psicoanalítica, parodias de informes policial, clínico, empresarial y de lectura. El autor se regocija con la lengua, que es a la vez humorístico y conmovedor, cínico y tierno, sensual y ordinario, intelectual y frívolo

Csilla Mihalicz Csilla, Nők lapja

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized, Web

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s