Las señoritas de escasos medios

Muriel Spark: Las señoritas de escasos medios (Lumen, 1996 – Lateral No 26, febrero 1997)

“Hace mucho tiempo, el año 1945, en Inglaterra toda la buena gente era pobre, salvo excepciones”. Con esta brevísima frase inaugural, la autora inglesa da el lugar, la época y el tono de su encantadora novela publicada originariamente en 1963. La señoritas que aparecen en el título son las moradoras de una residencia que, gracias a una fundación de abundantes medios, les ofrece alojamiento, comida y el marco de una vida que corresponde a las jovencitas británicas de clase media. Los tiempos, sin embargo, no son propicios al cultivo de los valores victorianos. Las señoritas en cuestión prefieren más bien el amor libre, se preocupan bastante por los asuntos públicos, la guerra y la paz, y aun mucho más por los privados: las peligrosas calorías que tiene cada plato, el uso equitativo del único vestido deslumbrante que circula, de cuerpo a cuerpo, en la Residencia.

Con ironía fina y elegante parquedad, que la tradición cataloga como atributos británicos, Muriel Spark crea una novela en la que dos graves acontecimientos ordenan los divertidos episodios dispersos y cuya mayor baza es su capacidad de retratar. Un pretendido poeta quería que su novia “fuese la personificación de una sociedad ideal, una sociedad constituida por sus huesos […] Pero las ambiciones de Selina eran relativamente modestas, y en aquel instante solamente quería adquirir un paquete de horquillas para el pelo, artículo éste que había desaparecido de las tiendas…” y un oficial americano, también amante de la hermosa Selina, tenía tal pánico a su esposa que “tomaba todo género de precauciones […] cuando pasaban el final de semana en el campo, pese a que la esposa se encontraban en California.” Pero el sarcasmo no se convierte en parodia. La autora es capaz de poner en perspectiva (en el de los dos acontecimientos referidos) y en contexto (el fin de la guerra, el racionamiento, el extraperlo, la derrota de Churchill) su historia aparentemente ligera, que así resulta ser compleja y memorable.

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s